HOTEL CAESARS - Av. Revolución 1079 Zona Centro. Tijuana, B.C. México

Avenida Revolución

La Avenida Revolución fue la primera vialidad pavimentada de Tijuana y poco a poco se convirtió en el foco del desarrollo económico de la ciudad.

Inicialmente conocida como una calle de tierra que no se distinguía de las demás vías en el pequeño poblado entonces llamado Tía Juana; la Avenida Revolución se reconoce actualmente por ser la vía más importante de Tijuana, habiendo alcanzado incluso fama a nivel nacional y mundial. Su relevancia se debe a la importancia económica que tiene en la ciudad, pues en ella se concentra un comercio dinámico que ofrece múltiples servicios a visitantes locales, nacionales y extranjeros.

Desde sus inicios, los habitantes de Tijuana reconocieron en el turismo una oportunidad de desarrollo, pues a finales del siglo XIX y durante las primeras décadas del XX se presentaba un cruce constante de residentes de California hacia el sur con fines comerciales. La Avenida Revolución, entonces calle Olvera, fue la primera vialidad pavimentada en aquel entonces y poco a poco se constituyó como el foco de desarrollo económico más importante en la ciudad gracias al notable atractivo turístico que significaba para los turistas estadounidenses.

HotelCaesars_revolucion_gal1

 

El nombre de la avenida también ha cambiado con el paso del tiempo. Fue la primera vialidad pavimentada a principios del siglo pasado y allá, en sus primeros años, se conoció como calle Olvera. Fue en 1932 que se le bautizó finalmente como Avenida Revolución, desde entonces, su fama ha seguido en aumento; hasta llegar a ser lo que es hoy en día. Aquí se concentra gran parte de la vida nocturna de Tijuana, así como importantes restaurantes, cafeterías y galerías de arte; que también son parte de su atractivo. Además, podrás encontrar diversos comercios para comprar artesanías y tendrás oportunidad de tomarte la clásica fotografía del recuerdo con el burrocebra, un ícono tijuanense.

Aquí podrás comprar artesanías y tendrás oportunidad de tomarte la clásica fotografía del recuerdo tijuanense con el burrocebra.